Terapia Endovenosa Antienvejecimiento

La acumulación de toxinas, la degeneración natural de las células, la pérdida de habilidad de comunicación intercelular y los cambios hormonales propios del paso del tiempo hacen que se manifiesten signos de envejecimiento incluso a muy temprana edad cronológica.
No se trata de detener el tiempo ni fingir que somos más jóvenes modificando nuestra apariencia externa como única herramienta.
Se trata de modular los cambios celulares y nuestro proceso de envejecimiento haciéndonos sentir y ver bien teniendo como punta de lanza el estar saludables y vitales para manifestarlo en nuestro exterior. Al fin y al cabo somos externamente una manifestación de nuestra salud interior y como tal debemos preocuparnos primordialmente de ella.

La medicina biológica y sus múltiples beneficios han desarrollado diferentes estrategias de manejo para optimizar nuestro organismo haciéndolo más efectivo a la hora de eliminar toxinas, produciendo que la “Matrix extracelular” esté lo más permeable posible para así permitir una adecuada comunicación entre células y un adecuado funcionamiento hormonal acorde a nuestra edad.
Podemos conseguir así respuestas celulares más efectivas a la hora de su regeneración, mejor aprovechamiento de nutrientes y por consiguiente una mejor producción de energía mitocondrial con la consecuente mejoría de muchos de nuestros procesos vitales. El resultado es una mejor apariencia física y una vitalidad inigualable.